▲ TANGONEÓN Revista nº 35 AÑO X Marzo 2005

Historias

El fantasma del tango

por Rafael Marinas

   

La letra N de la REVISTA TANGONEON en www.RinconDelTango.comarciso no tenía ombligo que le recordase el hecho de haber estado alguna vez unido a una mujer y por ende al resto de los mortales, entonces, ¿qué podía hacer?

¡Eureka! -gritó de alegría—me mirare todo yo al espejo. El era el favorito de las milongas, adorado por las pibas, admirado y envidiado por los hombres, se sentía el mejor. Pero se le hacía poco, realmente era poco todo el aprecio que de él se hacía. Elucubrando, apoyado en la barandilla del corredor del conventillo de su casa natal, admiraba la bella estampa de su fino pie asomando por entre los balaustres de ordinaria madera pintada y decíase: "no me corresponde a mí este barrio, estos pies están hechos para bailar en los mejores palacios sobre raros mármoles y ser admirados por los más sobresalientes magnates y políticos".

El fantasma del tango.  www.RinconDelTango.comRosita, su por entonces devota y sumisa compañera de baile, le aguardaba todas las tardes para practicar en el patio con los tangos que ponían en la radio. En su vida. Narciso lo era todo, durante las mañanas en los largos ratos en el taller de costura solo pensaba en las indicaciones que él le hacía entre regañinas y a veces malas palabras. Ella ni siquiera sentía que le perdonaba los malos tratos. Solo tenía pensamientos de agradecimiento hacia aquél elegido de los dioses que a su vez la había elegido a ella para practicar durante las tediosas lardes de verano. El era inigualable, cada día bailaba mejor, ni que decir tiene que Rosita pasó a la historia en breve. El continuó su ascenso y rápidamente, pasando de pareja en pareja, fue bailando con todas aquellas que le decían que eran las mejores bailarinas. Pero ninguna le llegaba ni a la altura del zapato. Narciso las soportaba a duras penas; por cierto que duras penas eran las que algunas pasaban con él, con el ceño fruncido, la mandíbula encajada, y hasta alguna muestra de clara amargura se reflejaba en sus rostros cuando Narciso -con inconmensurables ejercicios de paciencia—trataba, las más de las veces inútilmente, de abrir un espacio de luz en las torpes mentes de aquellas mujeres que él destino cruel le ofrecía.

¿Qué migajas de gloria podré yo conseguir si no encuentro siquiera a una mujer con la que compartir mi arte sublime?", se decía. "Todas ellas incompetentes, rudas, lentas, carentes de gracia, sin cadencia ni compás; sus cuerpos son bellos, sugerentes, seductores pero no me pueden seguir. Qué dolor el mío, me veo en la cumbre pero totalmente desasistido y solo. Y no se puede bailar un tango solo... Bueno…¿y por que no?"

Este fue el punto culminante de la carrera de Narciso. La revolución del hallazgo de esta teoría le trastocó por completo. Desde ese momento abandonó todas las teorías y prácticas anteriores. Se encerraba solo en el estudio y ante el espejo bailaba y bailaba concibiendo y desarrollando nuevas coreografías que después, con gran admiración de sus seguidores, representaba en público. Realmente era sublime, su perfección con el tiempo fue inalcanzable. La gente enloquecía al verle.

Pero poco a poco -y nadie osó decir por qué ni se atrevió a preguntar—. Narciso parecía como si le invadiera una mezcla entre pálido y transparente que, con el tiempo, se fue acentuando hasta que quedó manifiesta su absoluta transparencia: no obstante él continuaba yendo a las milongas.

El fantasma del tango. www.RinconDelTango.com

Lógicamente, perdió todos sus adeptos puesto que ya no se le veía; pero bailando, de repente, algo te empuja o te golpea con dureza. Tú inmediatamente sabes que es él y, por supuesto, como los fantasmas no hablan -como mucho hacen uuh!!—jamás escucharás su disculpa por más dura que haya sido la arrolladura, y desde entonces, es que en todas las milongas {o en muchas de ellas) te lo podrás encontrar y le preguntarás: ¿realmente existió? ¿o es un mito el Fantasma del Tango?.

Tangoneón nº 12 - Julio 1998


Anterior Siguiente ►

 
     
 RinconDelTango es Tango   milongas    el chamuyo   fotos   agenda de tango  festivales y encuentros  


RinconDelTango milongas de tango el chamuyo agenda de tango fotos de tango festivales y encuentros de tango